viernes, 20 de noviembre de 2015

Ruido y rodillas




Ernesto Frattarola (Barcelona, 1965) acaba de publicar su segundo poemario, una rebelión contra los ordinales, porque se titula Uno. Con eso, él desmiente en su caso la obediencia generalizada de su verso: "El hombre es el animal de las rodillas sucias". Hay poemas que me han gustado mucho en este libro, maduro de expresión y de temática. Uno (es decir, yo) ha pasado ya la cincuentena y debe de estar algo sordo, porque no percibe los mismos ruidos que oye Frattarola en su poema "Voz". Lo dejo aquí como botón de muestra de esta poesía que ahora llega a las mesas de novedades:

VOZ

Me acerco a los cincuenta y aún no sé
para qué tanto ruido.

He vivido poco.
He vivido mal.
Y ahora que es la hora de volver,
ni siquiera recuerdo a dónde iba.

Y este ruido en los huesos.

Cuando todo calle hablará la muerte.

Y nada importará.
Y empezará algo nuevo.

Sin mí.
Sin este ruido atroz.

Sin este ruido hermano
que hoy me quiere despierto.