domingo, 20 de diciembre de 2015

Espejo



Limpio el espejo.
Cada vez es más nítida la mancha
de quien sostiene el trapo.

3 comentarios:

SUSANA BENET dijo...

Este es un haiku con presencia del yo, algo que los puristas rechazan, pero que a mí me encanta. Besos,

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias, Susana. Tú tienes bastantes en los que aparece el yo, y a mí también me encantan.

©SandraSánchez(Pulgacroft) dijo...

Me gusta mucho este haiku (sí, como decís, los puristas con eso del yo y de que no se atiene a la forma clásica no sé qué dirán...) porque es como una pequeña adivinanza, como un koan. Me encanta ese tipo de poema, pequeño en apariencia pero con un trasfondo tan grande.
Lo dicho, me gusta mucho Antonio.
Saludos a los dos,
Sandra.