sábado, 26 de diciembre de 2015

Notas o esquirlas



Poetas... Los hay con tanto ego que no les cabe en el verso y se encabalga.

*     *     *

Como era incapaz de rebatir aquel libro, se dedicó a apuntar sus dos o tres erratas.

*     *     *

Al moscardón no lo salva su virtud, sino su asquerosidad. Es por esta que, en vez de aplastarlo, le abrimos la ventana para que salga.

*     *     *

Cuanto más agnóstico voy siendo el resto del año, más creyente me vuelvo en Navidad. Lo milagroso no es que una vez más nazca el Niño Dios, sino que en mí renazca el niño humano.

No hay comentarios: