domingo, 6 de diciembre de 2015

Poetas...



Poetas... Los hay con tanto ego que no les cabe en el verso y se encabalga.

1 comentario:

Alfredo J Ramos dijo...

La pena, en esos casos, es que no sean ellos, con sus egos, los encabalgados y la bestia, acémila quizás, salga de estampida y se pierda en dirección a cualquier parte. (Aunque nadie esté libre de la tontería).