miércoles, 27 de enero de 2016

Un recuerdo de Nora






La última vez que estuvimos en Dublín pasamos varias veces -coge de paso para el Instituto Cervantes- por el edificio en el que estuvo en hotel en el trabajó Nora Barnacle, futura mujer de Joyce. Incluso tomamos alguna pinta en un pub nuevo que hay al lado. Hoy la he encontrado en "La cama de hierro", poema del libro con el que Juan Manuel Muñoz Aguirre obtuvo el Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández Comunidad Valenciana 2015. En la primera estrofa:

Aquí, en este mismo cuarto
estrecho y encalado,
sobre una cama casi idéntica a esta,
Nora Joyce, desnuda, de rodillas,
jadeaba. ¿Doliente? ¿Inmoral?
¿Con la camisa sucia,
las sábanas
con demasiados usos,
los huesos bien marcados
a través de una piel ya deslucida?
Sí, pero dispuesta a la altanería.




No hay comentarios: