lunes, 15 de febrero de 2016

El regreso de Keats





Estuvieron en el jurado los poetas y traductores Bernd Dietz y Aurora Luque, que tras deliberar me trajeron la noticia a mi despacho de la librería: había ganado el Premio Andaluz de Traducción en su primera convocatoria. Luego, el premio pasaría a llamarse Rafael Cansinos Assens y después, transcurridos pocos años, dejó de convocarse. Al cuidado de Andrés Trapiello, el libro se publicó en la La Veleta, donde sigue estando disponible, pero, como suele suceder con tan hermosa colección y tantas otras que no pertenecen a los grandes grupos, nunca tuvo la distribución que tal vez mereciera (por Keats naturalmente, no por su traductor). 
     Ahora, un decenio después, y con algunos poemas más, mis traducciones de Keats han visto la luz en el libro de bolsillo de Alianza Editorial, lo que hará posible que llegue a muchos más lectores. Entre los poemas añadidos, hay un soneto dedicado por John a su hermano George, el que marchó a América; de la belleza de la poesía del romántico inglés, de su fusión de lo plástico y lo reflexivo, valga este botón de muestra, su comienzo: 

A cuántas maravillas hoy asistí:
vi al sol borrar las lágrimas del alba
con besos, y hacer pares laureados
reverencias al oro de la tarde;

el océano vasto y verdiazul,
barcos, rocas, cavernas, esperanzas,
miedos y arcanas voces que quien oye
medita en lo pasado y lo futuro.

No hay comentarios: