domingo, 21 de febrero de 2016

La librería Boteros





Lo mejor de la calle Donceles, Charing Cross Road y la Avenida de Mayo está en una calle de Sevilla; la que da nombre a este pequeño paraíso, mucho más recoleto y abarcable que The Strand. Desde su apertura hace unos meses, esta pequeña librería se ha convertido en un lugar al que vuelvo y vuelvo, lo mismo para hacerme con libros codiciables como para desaguar ejemplares que ya amenazan hundir mi biblioteca. Entre las muchas virtudes del lugar está la excelente música, del género que sea, elegida por Daniel Cruz, el librero, que acompaña como un bako continuo no intruso el hojeo de los ejemplares. Se trata lo mismo música tradicional de Armenia que cante jondo de Antonio Marchena o lágrimas de John Dowland. La última vez, sin embargo, sonó una grabación de Borges (esta). Oír el famoso verso virgiliano, tan citado por el argentino, en esa librería tuvo mucho de epifánico. Al propio Borges le habría gustado. Una razón más para que, sin género de dudas, ya sea uno de mis sitios favoritos.


No hay comentarios: