sábado, 12 de marzo de 2016

El ruido de los viejos ascensores




El ruido de los viejos ascensores, elaboradas cárceles sonoras en que cumplir penas de un minuto o dos, al ascender o al bajar de su recuerdo. ¿Quién viene a buscarnos en ellos? ¿Adónde nos hacen subir o descender?

1 comentario:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Qué bonito es ver brotar
en primavera las flores.
Y qué bonito y barato
es viajar en ascensores.