domingo, 22 de mayo de 2016

Tempestad extremeña




Marino González Montero ha publicado en la editorial emeritense De la Luna Libros una versión muy libre del último drama de William Shakespeare, La tempestad. Se trata de un libreto (así se califica el texto) para ser interpretado por los chicos de los institutos extremeños. Se notan los acentos ecológicos, la intención del respeto y el goce de la naturaleza. También la voluntad de no someterse mucho al texto original. La operación es arriesgada, entre otras cosas porque, de creer a Harold Bloom, La tempestad y El sueño de una noche de verano poseen, de todas las obras de Shakespeare, el triste mérito de ser las peor adaptadas y representadas.
     Cómo tomarán hoy esta obra los alumnos es algo que ignoro, aunque he visto que ha tenido éxito la representación, y me congratulo de ello. No solo la obra cambia; también, su público, cuatro siglos después. Porque como en la escena IV declara aquí Próspero, "mudable es la conciencia de los hombres como la piel de las serpientes."

No hay comentarios: