jueves, 30 de junio de 2016

A medio gas



Acaba junio, el mes del hermoso poema homónimo de Pablo García Baena, que acaba de cumplir unos espléndidos noventa y cinco años, y uno está cansado, como el alumno aplicado que nunca fue al llegar el final de curso. En las próximas semanas y hasta septiembre, esta bitácora está al ralentí. A medio gas, irá sin embargo su autor cocinando a fuego lento varios trabajos que verán la luz hacia finales de año y a principios del siguiente. Alguna anotación caerá por aquí, algún enlace, cuando el azar lo quiera. A los lectores de este Fuego con nieve, buen verano (y buen invierno a los australes).