miércoles, 22 de junio de 2016

David contra Goliat




"A veces la fuerza reside en lo pequeño, en la región más discreta y marginal del mundo sensible, alojada en ínfimas criaturas que apenas reclaman nuestra atención. No en Goliat sino en David, cuya mano lanzó la piedra mínima que hizo caer al gigante", leemos en la contracubierta de Fuerza menor, libro de Javier Puche hace poco aparecido en La Isla de Siltolá. Con prólogo de Juan Bonilla que enlaza con un poema del jerezano en Poemas pequeñoburgueses (Renacimiento), Puche cultiva lo breve, así en el microrrelato como en la cuasigreguería, que él denomina seísmos (cuentos de seis palabras). De esa forma cerrada, de esos cubos (si pasamos a la geometría), son buena muestra estos elegidos al azar e impregnados todos del aroma de la paradoja y lo sorprendente:

La planta carnívora devoró al vegetariano.


Hombre-bala busca ansioso mujer-cañón.


Durante el eclipse, enfermó la luciérnaga.


Flota sin rumbo el levitador muerto.


No hay comentarios: