domingo, 19 de junio de 2016

De hospitales




Tengo que confesar que no había leído nada de Juan Gil Bengoa (Bilbao, 1958). He puesto remedio a esta ignorancia con Rwenzori, su libro más reciente, publicado justamente ahora hace un año. En los últimos meses, familiares cercanos han ingresado varias veces en hospitales y clínicas, y por eso tengo fresca la experiencia de sus habitaciones, de los pasillos, de las unidades de cuidados intensivos y los caminos siempre dubitativos a los quirófanos. Mucho de eso hay en este libro de Gil Bengoa: desde perspectivas múltiples, con diferentes objetos y sujetos, todos con su zozobra, su dolor, sus imágenes frías y cortantes. El poema 28 recrea de manera asfixiante una habitación compartida y la lucha por el aire. El 16 tiene como protagonista a un bebé. Su verso final es tremendo y vale lo que muchos poemas: "¿Qué sueñan los que nada han conocido?"

No hay comentarios: