sábado, 16 de julio de 2016

Shakespeare enamorado, Cervantes soldado



Alfredo Taján, compañero de curso escurialense, ha recordado en este artículo unas jornadas compartidas en las que hemos hablado él de Cervantes y yo de Shakespeare. Para erudición en asuntos reales y dinásticos, la de Alfredo, quien tiene además nombre de rey anglosajón con el que me adentré, como nuestro querido Borges, en el estudio de la lengua anglosajona con aquel Sweet's Anglo-Saxon Reader. De vez en cuando alguien le dice a uno un piropo desmesurado, como es ley que sean los piropos. Tras la charla y lectura shakespeareana, no se le ocurrió otra cosa, y cómo se lo agradezco, que decir que había declamado el discurso de Enrique V mejor que Laurence Olivier. Lo llega a oír Cirlot y nos corta a los dos la cabeza con toda su colección espadil al mismo tiempo en concurrencia airada.


Respuesta de Laurence Olivier a una carta entusiasta de Juan Eduardo Cirlot en la que este le proponía escribir un estudio biográfico sobre el actor, que lo había deslumbrado en Hamlet. Fuente: MNAC.

No hay comentarios: