martes, 27 de septiembre de 2016

Francia, junio de 1913






La editorial Fórcola ha publicado con prólogo de Ignacio Peyró y traducción de Amelia Pérez de Villar unas estupendas Crónicas de la Primera Guerra Mundial de Rudyard Kipling. Yo he vertido para la ocasión un poema del autor de "Si" que abre el volumen. Se trata de un centenar de versos en torno a la vieja enemistad de Francia con Inglaterra, pero también un canto a sus alianzas y destinos comunes. Dejo aquí algunos versos del tramo medio de la composición:

Cada una en la copa de la otra
vertimos sangre y lágrimas mezcladas,
alergias brutales, vastas esperanzas,
miedos intolerables: todo lo que ensució o sazonó
la vida por mil años. Más allá
de la necesidad de someter a prueba,
probada nuestra igual en todas partes,
oh compañera, ¡qué grandeza
la nuestra en el transcurso de los siglos!


No hay comentarios: