viernes, 30 de septiembre de 2016

Nuevas notas sueltas (II)



Traducir es echarle un pulso al autor. Ya sabes quién va a ganar, pero te gusta ver cómo saca músculo, le tiemblan las sienes y comprobar que, aunque venza, tú has sido necesario para su victoria.

                                          *     *     *

En España, uno de los países más al Oeste de Europa, nos encanta un linchamiento como los del otro Oeste, el salvaje. Un periodista ha sido condenado a pagar 20.000 € por insultar a un político, y hoy corren por las redes muchos y más acerados insultos de los partidarios de este contra aquel. Si todos los que lo insultan fueran condenados a la misma indemnización, el periodista ese se haría no rico, riquísimo.

                                         *     *     *

Recibo tantos libros que solo en abrir los sobres se me va la vida. Menos mal que algunos, eso sí, me la devuelven.

                                         *     *     *

Hoy he presentado una factura, y cuando me han dicho que la pagarán la semana que viene he pensado que me había equivocado de género y que lo que había escrito era en realidad ciencia ficción.

                                         *     *     *

Todas las ciudades son Troya. Caballos, los coches de alquiler, los autocares, los aviones, los trenes.