lunes, 10 de octubre de 2016

Novedad con los versos




El Centro Cultural de la Generación del 27 publica obras singulares que van de antologías temáticas a poesías completas de autores malagueños. Una de sus últimas novedades es además una novedad en cuanto al concepto: ilustrar poemas como si fueran narraciones, al modo de una novela gráfica. Ese es, efectivamente, el subtítulo de Ocho poemas. Laura Pérez Vernetti toma poemas de Jesús Aguado, Isabel Bono, José Ángel Cilleruelo, Luis Alberto de Cuenca, Menchu Gutiérrez, Julia Otxoa, José Luis Piquero y Miriam reyes, y los escande no en versos sino en viñetas. Para quien no sea del todo amigo de experimentos, los poemas originales se presentan en apéndice al final del volumen. Son, respectivamente, "La escritura del pájaro", "Oración de Caín", "Ya no tomo drogas", "La gorda", "Pronto tus manos", "El silencio de la vieja iglesia", "Dos mariposas blancas" e "Isabel".
     Habrá a quienes el resultado les guste más y a quienes menos, pero una de sus virtudes, seguramente no prevista, es ilustrar sobre la importancia del ritmo en la poesía: en los globos en los que se va reproduciendo el texto, este se interrumpe y une a discreción según avanzan los dibujos; la poesía, que es sobre todo tiempo, se hace espacio, y así diluye, rompe, apaga su música. Deja, pues, de ser poesía para ser otra cosa.