lunes, 28 de noviembre de 2016

Castro



Hay amigos muy inteligentes que pierden la chaveta defendiendo a Castro. Cómo enfadarme con ellos, si lo considero una enfermedad. Que se mejoren de los suyo, es lo que deseo.