miércoles, 9 de noviembre de 2016

Muescas en la nada


Estoy muy convencido de mis dudas.

*

Aquí, escuchando tangos a la hora en la que en Montevideo o Buenos Aires duermen y laguien, acaso, sueña con que escucho tangos.

*

Soy tan modesto y tímido que para no ir la noche de Halloween dando la nota por ahí me limitaré a tener una pesadilla.

*

A diferencia de lo que sucede en la actualidad, que se conceden a lo  mejor de lo publicado el año anterior, el Premio Nacional de Narrativa, el de Poesía y el de Traducción se deberían dar a quienes reescriben para sí mismos el cuento de la lechera por las obras que fantasean publicar el año próximo.

*

Turismo: xenofobia amable contra los residentes de un lugar.

*

Cuando leo que en una ciudad hay numerosos poetas, ya sé que habrá muchos asientos vacíos, tantos como aquellos, en cualquier acto poético que allí se celebre.

*

Para ser completo, no seas exhaustivo. La exhaustividad tiene sus rendijas.

*

Quienes solo leen a autores de su cuerda, no leen: dictan.

*

Trabajo demasiado. Como quien no siente la sed o el dolor y está deshidratado, muriéndose. Debería escribir sobre cosas que no me interesen, para así acusar cansancio. Escribir sobre Julia Kristeva o Parriquín, por ejemplo.

*

No soy académico, no concibo escribir un artículo o ensayo sin deslizar uno o dos cordiales embustes.

*

Sí, yo también soy un fan de las series. Siempre a la última, ahora estoy viendo una muy buena sobre la caballería americana: anoche Fort Apache, hoy La Legión Invencible y mañana Río Grande. No me la bajo, me eleva ella a mí.

*

NIKKEI HARAKIRI

Sube la Bolsa
tomando fuerte impulso
para caer.

*

Los gastrobares rara vez engañan. Cas siempre ofrecen lo peor que su espantoso nombre promete.