domingo, 11 de diciembre de 2016

Dos glosas



Cada vez que veo anuncios de relojes de lujo me pregunto cuántas horas habrán robado a quienes extrajeron sus metales preciosos y los fabricaron.

*

No nos entenderemos mejor cuando todos hablemos un perfecto inglés sino cuando muchos chapurreen lenguas minoritarias. Son preferibles todos los errores de lo segundo al horror de lo primero.