viernes, 27 de enero de 2017

Un poema reciente


ROMANCE

Si regreso por la senda
de estos versos antiguos,
no me encamino a la muerte.
Al contrario: estoy más vivo.
Vuelvo por donde solía
dar sus traspiés aquel chico
que empezaba a pasear
por los verdes octosílabos,
pisando jardines lentos
que corrían junto a un río
eterno, callado, estático
como un muchacho dormido
que se me planta en el rostro,
me mira ahora y lo miro.
Las sílabas enhebradas
van recomponiendo el hilo
que me conduce, aunque a ciegas,
por el viejo laberinto
en que ya no soy quien soy
y me convierto en el mismo
que fui hace ya muchos años,
en el lejano principio.
Como migas de aquel cuento,
me conducen los latidos
hasta un tiempo recobrado 
donde se olvida el olvido.


1 comentario:

SUSANA BENET dijo...

Precioso poema, Antonio. Besos,