viernes, 3 de febrero de 2017

El tiempo en Carlos Vaquerizo





Rebato del tiempo, se titula el libro más reciente de Carlos Vaquerizo (Sevilla, 1978). Confirma con ello una preocupación constante por esa magnitud que ya estaba presente en la colección con la que obtuvo el Premio Adonáis en 2005, Fiera venganza del tiempo. Entre una y otra entrega, algunos libros más de los cuales dos abundan en la idea de lo temporal, ya sea para subrayar la finitud (Tributo de Caronte, 2014), ya para negarla (Consumación de lo eterno, 2015). Como afirma Antonio Lucas en su prólogo, "un poeta de pulso es aquel que nos abre a lugares necesarios conscientes de que sólo la leña vieja levanta fuegos nuevos." Vaquerizo lo es, y emplea versos melodiosos, que suelen conocer la rima en sonetos, romances y otras combinaciones. Pero también hay aquí excelentes poemas en verso blanco, como el penúltimo (VII) de "Crepusculario", que aunque no fuera tan breve merecería ser citado entero:

No tengo más remedio que decir ubi sunt.
Los tópicos resisten al tiempo y sus venganzas
y hoy debo preguntarme dónde están, dónde están.
Ya no quedan oráculos, tan sólo pasa el tiempo
y todo se recicla. Lo perdido
deja de ser un reino solitario
para vivir por siempre con nosotros.

Dónde están, dónde están. Llueven respuestas
que no encuentran su sitio en la memoria.

No hay comentarios: