sábado, 4 de marzo de 2017

Adiós a Dòhmnall MacAmhlaidh






Murió este jueves, a los ochenta y seis años de edad, el poeta Dòmhnall MacAmhlaidh, uno de los más importantes en gaélico escocés. MacAmhlaidh era natural de la isla de Lewis, en las Hébridas, y estudió, años después de que Cernuda residiera y fuera lector allí, en el Emmanuel College de la Universidad de Cambridge. Catedrático de lenguas y literaturas célticas, fue autor de nueve libros de poesía y de una importante antología publicada por vez primera en 1976: Nua-Bhàrdachd Ghàidhlig, que compré y leí una década después cuando ampliaba estudios en Edimburgo. El poema que aquí reproduzco lo traduje poco después; como no sé en qué vieja carpeta estará ahora, me he atrevido a verterlo hoy de nuevo, directamente del original pero mirando con el rabillo del ojo la traducción del propio poeta al inglés.


PASOS

Te adentraste
en mi vista como una estrella
nueva
para el astrónomo;
una luna
mostrando un sol oculto:
la alegría del descubrimiento;
y yo extendí las manos al calor.

No extendí las manos para agarrarte,
que otro poder las gobernaba,
habían quedado entumecidas
en la ceremonia ritual de mi universo,
sin confiar en la libertad lo bastante
como para desenredar ese viejo vínculo.

Y pasó la oportunidad.

Ayer me encontré contigo
en una calle,
llama de ojos y de lana azul,
y busqué en mi lengua
palabras que decir,

pero las había perdido todas;
y a través de la mudez callada
de mi silencio
escuché en la calle
paso a paso tus pies
marchándote, flor-azul-
ciega,
cada vez más lejos.

Resplandecía el sol
hoy
antes de dormir;
pasé la noche agitadísimo,
escrutando lunas y estrellas
(¡y medité sobre la vigilia de los poetas!)
Ay, ojalá pudiese decir
que fuiste tú quien me tuvo despierto
…de una forma u otra

pero sencillamente
no pude pegar ojo
(amor)

…la verdad sea dicha.



No hay comentarios: