viernes, 24 de marzo de 2017

Lectura de Miguel Argaya







Con prólogo de Luis Alberto de Cuenca y publicado en Devenir aparece Práctica del amor platónico, del valenciano de 1960 (pero residente desde hace muchos años en Talavera) Miguel Argaya. Aunque ganara algún premio importante y fuera accésit del Adonáis, no es el suyo uno de los nombres que más suenan en nuestra poesía, a pesar de la alta calidad de su obra, patente lo mismo en los sonetos que en las tiradas de alejandrinos y en otras composiciones. De él son estos versos, toda una invitación a una lectura más amplia:

Apenas el dolor nos delimita,
sabemos dónde estamos. El dolor
es luz de cabotaje, nunca miente.
Del dolor ya sabemos cuánto queda
tras su cópula avara. No hay esposo
más ciego que el dolor, ni más exacto.

No hay comentarios: