Sobre un episodio de los Mabinogion








Se presentó ayer en Sevilla Pequeñas sediciones (Menos Cuarto), fino volumen de microrrelatos o textos breves, sin más encsaillamiento, de Javier Vela. La inteligencia y el rigor habituales del gaditano se aprecian en la colección, en la que se repite en varias ocasiones el tema de lo fatal, de las ironías del destino, de la exposición a riesgos imprevistos (como en "Amor" o "Las causas, los afectos"). La fotografía que ilustra la cubierta se ha elegido, se entiende, como ilustración de uno de estos breves relatos, precisamente el que da título al conjunto. Se trata, a su vez, de una glosa muy libre de "El sueño de Rhonabwy", uno de los cuentos de tradición galesa que integran los Mabinogion (aproximadamente, siglo XII)donde se recoge una partida de ajedrez entre Arthur, el famoso rey arturo en sus brumas britónicas, y Owein. Allí las piezas son de oro en un tablero de plata, y lo que se traduce como ajedrez es, en realidad, el viejo juego conocido como gwyddbwyll (equivalente del fidchell irlandés).
     Aquí, el estupendo relato breve de Vela:

     En los Mabinogion, un rey en jaque huye oblicuamente de sus perseguidores cuando se ve trabado ante un peón.
     -Aparta -dice el rey-. Déjame ir.
     -Yo no obedezco órdenes de un rey acobardado.
     -No somos tan distintos -dice el rey.
     -Soy blanco y tú eres negro. Tú eres un rey y yo, solo un peón.
     -Te nombraré caballo, torre, alfil.
     -Nanay, quiero ser rey.
     El peón duda un instante: es tarde ya para retroceder.



Javier Vela presentando su libro en la Biblioteca Pública de Sevilla en compañía de Fran G. Matute



Comentarios