jueves, 15 de marzo de 2018

In memoriam Liam O'Flynn






La música tradicional está hoy de luto, y no exagero. Hace unas horas ha muerto Liam O'Flynn, seguramente el mejor intérprete de gaita irlandesa, las bellísimas uilleann pipes, patrimonio inmaterial de la humanidad según muy reciente declaración de la UNESCO. Liam extraía una sutileza increíble de un instrumento ya de por sí afinado para la introspección, la más quejumbrosa de las gaitas, sean estas de Escocia, Bretaña, gallegas, northumbrias, asturianas... He escuchado numerosas veces su escasa discografía, pero también la que compartió con otros grupos y solistas. Fue uno de los integrantes de la mítica banda Planxty, junto con Christy Moore, Dónal Lunny y Andy Irvine, y acompañante de muchos otros. No parecía irlandés en el escenario, tan flemático y concentrado, pero era el más irlandés en arrancar esas notas feéricas a la música. La primera vez que lo vi tocar fue en 1992, y desde entonces han sido varias más; la última en Dublín hace dos años cuando volvió a interpretar con la orquesta sinfónica de la RTÉ el "Brendan Voyage" de Shaun Davey. La imbricación entre música y poesía en Irlanda acaso se comprenda con la relación que mantuvo con Seamus Heaney, con quien grabó un disco memorable, sobriamente titulado "The Poet and The Piper"; también recuerdo ahora que tocó, creo que fueron dos piezas, en el funeral de Heaney hará pronto cinco años. La gaita es el mejor instrumento para entierros y funerales, y lo demostró una vez más. Ahora se ha ido él. Me gustaría tener el talento para componer un "Liam O'Flynn's Reel" o un "Liam O'Flynn's Favourite", y tocarlo para él en homenaje. No lo tengo. El viernes, en la presentación de mi diccionario de Irlanda haré lo que sé hacer: decir unas palabras en su memoria, beber un trago por su alma inmortal y controlar quizás la emoción de una lágrima como se evita que salga una nota discordante.

1 comentario:

David dijo...

Extraordinario músico Liam O'Flynn. Yo le ví en Pamplona (abril 1998), en un concierto emocionante e inolvidable. RIP. Gracias Antonio por el recuerdo.

David