Tempus Tacendi



Va un poema reciente, inédito:

TEMPUS TACENDI

La voz desaparece, en ocasiones,
igual que una serpiente que se enrosca
para dormir detrás de unos arbustos

o el día, ese engranaje tan perfecto,
escudado en la noche, toma impulso
para asaltar el cielo nuevamente.

En las cuerdas vocales, ese ring,
la lona, los asaltos, la victoria.

Trabajo con palabras, es decir:
coloco con cuidado los silencios.

Comentarios