viernes, 10 de agosto de 2018

La consigna



¡Pero la consigna ahora era una “literatura nacional”! Como si cualquier literatura pudiese ser “nacional”, como si el mundo en general no fuese el único escenario posible para el actor literario.
Edgar Allan Poe, 1842.

(Dedicado a los separatistas catalanes que sin ser ágrafos son analfabetos)

No hay comentarios: