Una anécdota de Rulfo





UNA ANÉCDOTA DE RULFO

He leído que Juan Rulfo
tuvo que empeñar su cámara
para revelar sus fotos,

algo así como matar al padre
para salvar a los hijos,
aunque luego lo resucitara
cuando tenía unos pesos.

Se me ocurren pocas cosas
tan terribles, tan oscuras,
y que arrojen tanta luz
sobre Rulfo y el género humano

que hasta se vela el carrete
y solo queda ya imaginar
las penurias de aquel hombre,
su riqueza.

Comentarios