Un haiku





En el bardal,
otra tapia de bayas.
Fin del otoño.


Comentarios