EL CORAZÓN Y EL RELOJ






El reloj de Federico el Grande dejó de funcionar en el preciso momento en que el corazón de su dueño cesó de latir el 17 de agosto de 1876. Slován Mlejic sucumbió a un ataque cardíaco el 24 de junio de 1970 al ver que su viejo reloj de pared se había parado. 

[Miguel Catalán, La ventana invertida, 2014, colección de paradojas y aforismos recogidos en Suma breve. Pensamiento breve reunido (2001-2018). Miguel Catalán, brillante filósofo y escritor, moría ayer 23 de septiembre de 2019.]

Comentarios