TRAICIÓN A EZRA



TRAICIÓN A EZRA

Lo siento, Ezra Pound. Mis canciones

naufragan en el mar de los acentos,

y al fin he sucumbido a lo que tú llamabas

el metrónomo en The ABC of Reading.

Con sílabas contadas, que es gran torpeza.


A los endecasílabos blancos los tizna

la impericia en otras músicas y la infidelidad a la tuya,

por más que ahora intente otras medidas.

¿Para qué tanto leer tu prosa crítica

si los versos claudican y no arriesgan?

Comentarios

Qué bueno abrir tu blog y encontrarse esa lápida que cubre la tumba de Old Ez en Venecia. Lo añado a mis favoritos y colgaré el enlace en mi Rama
Un abrazo, no, mejor un brindis. ¡Por la poesía, qué coño!