Hugo, Scorsese y Joyce





Fue extraño no encontrar en la más reciente película de Woody Allen, Medianoche en París, a James Joyce. Lo digo porque eran tantos en esa película los artistas y escritores parisinos, de nación o de adopción, tanto vale, que resultaba estruendosa la ausencia del escritor irlandés, quien por la época que visita la trama se encontraba viviendo en la capital francesa.
Ahora, sin embargo, en el hermoso homenaje al cine y a París que ha filmado el gran Scorsese, lo vemos aparecer fugaz y calladamente en una de las primeras escenas: con sombrero, es uno de los clientes del café de la estación de tren en que vive Hugo, el niño protagonista.
Dublineses incluye varias figuras infantiles memorables. No sé qué haría con esto Guillermo Cabrera Infante, cinéfilo como pocos y traductor del libro de relatos de Joyce a nuestra lengua.



Comentarios

omar enletrasarte ha dicho que…
buena entrega, saludos
José Luis Piquero ha dicho que…
Floja traducción (por momentos mala) la de Cabrera Infante de Dublineses. Lamento mucho decirlo. Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
Y más floja aún la peli. Scorssese está acabado.