Leopardi en Nápoles





Su lectura me ha sugerido este poema:



LEOPARDI EN NÁPOLES

Entre estas dos jorobas,
mi corazón.

Hallar un sucedáneo entre los libros
de todo lo que aquella biblioteca
me fue privando un año tras de otro;
entre extrañas paredes familiares,
en la casa natal, un exiliado
del mundo que no quiso cobijarme.

Lunas crecientes de un monstruoso cielo,
entre estas dos jorobas,
mi corazón.
Ciego, deforme, enfermo, quebradizo,
ya son la proa y popa de mi pecio.

A todo lo acompaña un semejante,
menos a mí.

Como lava expulsada del Vesubio
y su reflejo,

entre estas dos jorobas,
mi soledad.

Comentarios

santiagomuñozbastide ha dicho que…
Precioso poema y una invitación perfecta para leer a Citati.Gracias
Santiago Muñoz Bastide
Antonio Rivero Taravillo ha dicho que…
Muchas gracias a ti, Javier. Saludos cordiales.