Mucho ruido y pocas nueces




En la columna de El Mundo, ayer, me ocupaba de unas traducciones deficientes. No de Shakespeare, como podría deducirse del título, sino de unas simples placas de tráfico para peatones en la Semana Santa de Sevilla.

Comentarios

Rosa Ortega Díaz ha dicho que…
Pues no he visto ni leído esos carteles guirisemanasanteros, ni leo El Mundo ni El País ni un solo diario. Pero me ha parecido buenísimo tu artículo. Lo que sí tengo es tu primera novela que presentaste el otro día. Mis felicitaciones. Rod.
Antonio Rivero Taravillo ha dicho que…
Oh, pues muchísimas gracias. Muy amable.