Oídos taponados



Se levanta uno con los oídos taponados, y ya se cree capaz de componer la Novena Sinfonía.

Comentarios