Un deber



Uno de los principales deberes del escritor tiene más que ver con la geografía que con la literatura: no descubrir el Mediterráneo.

Comentarios