La generosidad de Carlos Alcorta



En su blog, el poeta cántabro se ocupa de El bosque sin regreso. Cada crítico añade capas y matices nuevos y con ellos el libro se hace más rico. Gracias.

Comentarios