Temperatura



No se sabe cuál es la causa y cuál el efecto. Ese instante en el que uno está con la temperatura perfecta y, en armonía, el termómetro marca –¿copión?– los mismos grados.

Comentarios