De amicitia



Cada época de la vida tiene sus amigos igual que cada estación sus frutos. Con propiedades y vitaminas distintos, todos nutren. Y muchos ofrecen año tras año su cosecha aunque ya picoteemos menos de sus árboles, aves migratorias que abandonamos sus huertos, para no volver, aunque bien conocemos el cielo del regreso.

Comentarios