Ayer y hoy





Adiós a las certezas aprendidas
en otros que prodigan soluciones
a las noches más negras con los dones
del plomo de sus tercos salvavidas.

He aprendido a rehuir las avenidas
donde todo conduce a los arpones
en que lo ajeno clava adoraciones
a ascensos que son solo caídas.

Aunque no tenga claro dónde voy,
ya nunca me exaspero porque aplaco
el humo del incendio contra Hoy

en que Ayer, el ladrón, entraba a saco.
Me he quitado de ser el que no soy
como uno se quita del tabaco.

Comentarios

Alfredo J Ramos ha dicho que…
Estupendo soneto, ART. ¡Y menudo cambio el del blog! Lo celebro porque significa que lo mantienes, y eso me parece una excelente noticia: volver a los blogs, a su tiempo más pausado y su tono más firme.

Una curiosa coincidencia: has elegido como imagen de cabecera el elocuente cuadro de Henry Holiday que es uno de mis favoritos, no solo por motivos estéticos sino, y sobre todo, sentimentales y hasta íntimos: luce sobre la cabecera de mi cama desde hace más de 35 años. Recuerdo bien la sorpresa que nos causó, hace cinco o seis años, a mi mujer y a mí, verlo en la Galería Walker de Liverpool. Larga vida a "Fuego con nieve". Seguiré atento a la pantalla.
Alfredo J Ramos ha dicho que…
Como añadido a lo comentado sobre el cuadro de Holiday, esta entrada de la Posada (con tu licencia): https://letraclara.blogspot.com/2011/03/un-dia-cualquiera.html.
Antonio Rivero Taravillo ha dicho que…
Gracias, Alfredo. Siento no haber visto antes tu comentario, pero antes me llegaban notificaciones y ahora, no sé por qué, no. Gracias también por tu enlace. Un gran abrazo.
Alfredo J Ramos ha dicho que…
Es, sin duda, efecto de ese paulatino abandono de estas galerías más escondidas y pausadas de la Red, por las que uno tiene un poco la impresión de pasearse entre fantasmas. Advierto que el cuadro de Holiday era sólo la ilustración de una entrada, y no de todo el blog. En todo caso, celebro que esté aquí.