Tierras solares





Ayer se estrenó en el Festival de Cine Europeo de Sevilla este documental sobre las visitas de Rubén Darío a España (en particular la de 1903), y su relación con la poesía española, a la que modificó de manera radical gracias a su influencia, epítome del modernismo, en Villaespesa y, sobre todo, Juan Ramón Jiménez. Con imágenes de época y actuales de Málaga, Granada, Sevilla, Córdoba y Algeciras, y con el recitado de algunos poemas emblemáticos, más las intervenciones de especialistas, se asiste en la hora y veintipocos minutos que dura la película a la búsqueda por parte del nicaragüense en España de ese origen cálido y cordial ajeno a la industrialización y el mundo gris y frío que, inversamente, sentiría Cernuda al llegar a México casi cuarenta años después desde los Estados Unidos. España, puerta doméstica del Oriente, como dice en algún momento la profesora Amelina Cooreafue exotismo al alcance de la mano y de la voz que en los jardines del Alcázar sevillano, máximo encanto para Darío, alcanza la compleción de lo sensual como un reflejo verde de los los exuberantes metros del autor de "Cantos de vida y esperanza".

Comentarios