viernes, 15 de febrero de 2008

Cinco velas para Edere

Parece que fue ayer. Nuria, la becaria de Europa Press para información relacionada con el libro (los del sector siempre hablamos del libro, así en singular, como si fuera la Biblia), y Lucía haciendo lo mismo para EFE. Las dos cubriendo ruedas de prensa, presentaciones, actos literarios. Con profesionalidad e ilusión. Las mismas de hoy, pero acrecentadas, porque ahora llevan su propia empresa.

Cuando montaron Edere, colaboramos muy estrechamente. Si la sevillana Casa del Libro se convirtió en un referente cultural con presencia en los medios sin duda fue en buena parte gracias a ellas. Cada vez fuimos colaborando más, y enseguida me di cuenta de que podía confiar en ellas, en su buen hacer, en su delicadeza, en sus ideas, en su entusiasmo. Que eso que a mí me encantaba hacer lo podían realizar ellas mejor, de forma más eficaz y concienzuda.

Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos, como dice Neruda en un verso. Ellas son mejores, si cabe: con más experiencia, con una agenda cada vez más nutrida, con este poder de convocatoria del que hoy todos nosotros somos ejemplo, con amigos y colegas venidos para la ocasión –la fiesta de su quinto cumpleaños- de Madrid y hasta de Barcelona.

Hoy siguen trabajando para aquella librería y para muchas de las más importantes editoriales. Yo soy el que ya no está en Casa del Libro, pero ha querido la suerte que, gracias al Premio Comillas, sea autor de Tusquets. Y que me lleven ellas como uno de sus autores representados. Me encanta la idea de ponerme en sus manos y dejarme guiar por radios y periódicos. Dejar que mi agenda (un caos) sea la muy ordenada de ellas.

¡Muchas felicidades, chicas! Seguid ahí. Somos muchos los que os necesitamos: sin ir más lejos, tantos lectores, aunque no lo sepan.

2 comentarios:

Nuria y Lucía dijo...

Querido Antonio,

ya te hemos dicho casi todo lo que teníamos que decirte. Pero gracias de nuevo.

Qué bonito.

Nuestros caminos seguirán cruzándose.

Lucía y Nuria

Luis Leante dijo...

Yo también puedo dejar constancia de que su esfuerzo va más allá de lo profesional. Cuando el trabajo se convierte en placer, termina por contagiarse a los demás; y Lucía y Nuria me lo contagiaron en una noche de literatura y fútbol en que Hispalis estuvo a punto de sucumbir bajo las hordas balompédicas. Estoy deseando publicar el próximo libro para ir a Sevilla a presentarlo y que Lucía y Nuria me organicen la agenda.

Luis Leante