lunes, 19 de enero de 2009

Nos vemos en el Círculo



Como ya adelantaba hace unos días, el jueves 5 de febrero Seamus Heaney leerá sus poemas en Madrid. Allí nos vemos. Hasta entonces, os dejo aquí un poema suyo que he traducido para la ocasión.

COMO TODOS


Como todos, bajaba la cabeza

cuando eran consagrados pan y vino,

y alzaba los ojos a la hostia

y el cáliz levantados, y creía

(no importa lo que esto signifique)

que una transformación se realizaba.


Iba al comulgatorio y recibía

el misterio en la lengua; regresaba

luego al banco, y con ojos entornados

daba las gracias,

y reabriendo los ojos percibía

que el tiempo comenzaba nuevamente.

No hubo escena

en que ajustar cuentas conmigo ni con nadie.

La pérdida ocurrió entre bastidores.

Mas no sé renegar de esas palabras:

“acción de gracias”, “hostia”, “eucaristía”.

Eternamente atraen, temblorosas,

igual que agua de pozo en lo más hondo.




8 comentarios:

Olga B. dijo...

Qué curioso poema.
Cuenta una pérdida de algo que no acaba de perder, algo que se queda un poco en las palabras. Ese temblor de agua de pozo en lo más hondo, no sé si es de esas palabras, de Heaney o de usted;-) Pero me parece verdad. ¿Eso sería lo de menos en un poema? No importa, además, me gusta mucho.
Un saludo, Antonio.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Es un poema hermoso porque habla de una comunión no del todo perdida con palabras que gracias a los versos, como bien has visto, Olga, tienen el temblor de lo auténtico. Saludos.

Juan Manuel Macías dijo...

Pues allí nos veremos. Espléndida traducción, Antonio. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Milord,

Nos vemos en Madrid

K.

Innisfree dijo...

Antonio, ¿sabes si el recital es entrada libre o hace falta invitación? Me lo han preguntado. Yo me temo que no podré ir. Tengo un compromiso, precisamente en Sevilla (la presentación del libro de una amiga). ¡Qué casualidad!
Un saludo,
Chesús

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Hola, Chesús. He preguntado en el Círculo y me dicen que la entrada es libre, sin necesidad de invitación, pero que prevén bastante gente, por lo que conviene llegar temprano.
Lástima que no podamos coincidir. Ya habrá ocasión. Saludos.

entrenomadas dijo...

Con tu permiso me quedo este texto.
Lastima que ese día esté de viaje. Me da mucha rabia no estar allí.

Un saludo,

M

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues tuyo es, Marta. Un saludo y, como dice una bendición irlandesa, apropiada para ese viaje u otro, que el camino no te resulte empinado.