jueves, 9 de abril de 2009

El mundo de H. G. Wells



Por fin, y me ha costado sudor que ahora me parece sangre, está a punto de salir mi traducción de Experimento en autobiografía de H. G. Wells, que publica Berenice. Con una obra de más de siete centenares de páginas, con cartas e ilustraciones y un Wells muy vívido en el testimonio de anécdotas pero espeso en la exposición de ideas (él mismo confiesa que su estilo y claridad dejan a veces que desear), es un trabajo que ha sufrido mil vicisitudes: momentos de ansiedad, de difícil compaginación con otras obligaciones, de spleen o melancolía, de "pájara" en el argot ciclista.
Cuando ya creía que había puesto el punto final, resultó que había perdido archivos y varias secciones de capítulos, evaporados en el trasiego de un ordenador de sobremesa al portátil con el concurso de un correveidile (el lápiz de memoria) que ha demostrado ser más traicionero que socorro. Otra vez a recomponer, a traducir, a zurcir los párrafos. Menos mal que David González Romero es un editor de raza y con profesionalidad y delicadeza a partes iguales ha ido capeando el temporal, hasta llegar a buen puerto. Siento que Javier Fernández y Ana Ramos ya no estén en Berenice para disfrutar de esta gran obra.
Experimento en autobiografía (nuestro idioma y yo mismo hubiéramos preferido la preposición "de") enmienda ligeramente el título de una traducción anterior, pésima donde las haya, de alguien que firmó como L. F. Aquella edición vio la luz en la Espasa Calpe argentina en 1943. Si a León Felipe (ay, ese era el nombre del tradittore) se le permitió tal montaña de yerros, confío en que se pueda disculpar algún error menor en el que tal vez yo haya incurrido en mi traslación.
Wells está de actualidad por la reciente novela de Félix Palma El mapa del tiempo, que va a ser editada en los Estados Unidos con un anticipo de derechos de los que aquí no se estilan. Escarmentado de lo sufrido en mis propias carnes y lo hecho sufrir a otros al traducir la autobiografía del autor de La máquina del tiempo, me he comprado con parte de mi minuta un nuevo ordenador de la tentadora marca de la manzana: me quedo tranquilo al ver que, en homenaje a Wells, el cacharro posee una "Time Machine" además de una "Time Capsule" que hace copias de seguridad automáticas.

3 comentarios:

entrenomadas dijo...

Cuando he empezado a leer eso de "sudor y lágrimas", me parecías un pelin exagerado, pero al terminar el texto e imaginarme todos los obstáculos para terminar el libro me he solidarizado contigo por completo.

Y no sabes las ganas que me han entrado de adosarme en mi sofá orejero con ese "Experimento en autobiografía" en las manos y una tarde libre para mí solita.

Eso sí, no me ha quedado claro cuándo sale el libro.

Un saludo,

Marta

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Hola, Marta. La editorial lo anuncia para finales de abril (no sé si estará a tiempo para el Día del Libro). Por más que a mí haya sido durante un tiempo sinónimo de pesadilla, es un libro muy, muy interesante por sus observaciones y clarividencia. Saludos.

Bernardo Rivero dijo...

Enhorabuena. Seguro que interesará a muchos amantes delas letras y de las ciencias.
Saludos. Bernardo.