jueves, 14 de enero de 2010

Homenaje a JRJ

Juan Ramón Jiménez pintado por Sorolla

El Ateneo de Sevilla, unos días antes de sacar a las calles la Cabalgata de Reyes, nos reunió a un tropel de poetas en el salón de un restaurante para presentar y entregarnos, como un juguete anticipado, la antología Homenaje a la velada en honor a Juan Ramón Jiménez celebrada en el Ateneo de Sevilla en marzo de 1912.
Y allí que sale un romance que escribí hace muchos, muchos años, cuando la influencia del de Moguer era tan fuerte en mí. De hecho, los primeros versos que junté eran un remedo (imitatio diría un pedante) de otros del andaluz universal. He aquí mi colaboración en la antología:

REGRESO DE MATALASCAÑAS


Los pinos son de la tarde

pupilas verdes y tristes,

inmensa melancolía

por las carreteras grises.

Ya me clavan su mirada,

ya la dejan después irse

luego de ver en mis ojos

mayor nostalgia indecible.

Soy prisionero de un algo

que en esta tarde revive

entre campos y canciones,

amigos que hablan y ríen

ignorando del poniente

arboledas imposibles,

lágrimas en esa nube

que, roja, al día despide:

roja ya como mis ojos,

y, como mis ojos, triste.

9 comentarios:

Casandra dijo...

Y algo machadiano también... Me gustan los pinos y Juan Ramón.

Rocío Márquez dijo...

No tenía ni idea de esta nueva antología, sería muy interesante echarle un vistazo. Y cómo hizo estragos en tus versos mi paisano...
Por cierto, ya se ha convocado el XXX Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez, a ver qué pasa este año.
Un abrazo y agradecida de nuevo por la información.

José María JURADO dijo...

Es un "Aria triste" preciosa, por cierto que hemos coincidido, pásate por mi blog. Estuvo bien.

Un abrazo.

marisa dijo...

Es un romance precioso, lleno de reminiscencias juanramonianas pero con un aire nuevo, muy tuyo.Es hermoso deberle algo a los grandes maestros, sentir que nos une a ellos el cordón umbilical de la mejor tradición poética, de la palabra legada por los grandes.Un fortísimo abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bello homenaje.

A mi JRJ, todo.

Un fuerte abrazo.

Juan Antonio Millón dijo...

Me sumo al elogio de los que ya han comentado antes. Son versos limpios, conmovidos y de musicalidad contenida. Resalto del título el topónimo, "Matalascañas". Nombres de la geografía española que son rotundamente poéticos, como nos recordaba Unamuno.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias por los comentarios, amigos. Siempre gusta recibir vuestras impresiones. ¿Sabéis? Hoy este blog cumple dos años. Jamás pensé que pudiera sumar más de 107.000 visitas en este tiempo. Lo digo aquí, en voz baja, en petit comité.

Abrazos.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Muy bien por esos versos y por ese homenaje al maestro JRJ (nadie que lo lea a fondo puede no quererlo). Y enhorabuena por los dos añitos, que mis silenos cumplirán en abril. Un abrazo.

(PD.: Lo de imitatio puede resultarte pedante, pero yo que trabajo con la literatura latina del Humanismo debo decirla a menudo en mis clases, porque es regla de oro de la composición de esta época).

sergio astorga dijo...

Antonio, vaya una felicitación dupla.
Que la tarde sigue violeta.
Sergio Astorga