miércoles, 16 de marzo de 2011

Lorca en Connemara




Sí, Federico García Lorca en Connemara, la región de habla irlandesa al oeste de Galway, en Irlanda. No es que el de Fuentevaqueros pisara la turba de aquella región pelada. Pero Liam O'Flaherty lo hace protagonizar el último relato de su colección de cuentos en gaélico, Dúil (Deseo, 1953). Allí, en "La estafeta", tres desconocidos llegan en un automóvil y revolucionan una pequeña localidad cuando quieren enviar un telegrama a Los Ángeles y el texto, en español, no es más que el famoso "Muerto se quedó en la calle/ con un puñal en el pecho./ No lo conocía nadie". Máirtín, el sobrepasado telegrafista, objeta que cómo sabe él que esas palabras ininteligibles no son obscenidades... He traducido el volumen y antes del verano la editorial Nórdica lo pondrá en librerías.
Liam O'Flaherty visitó España a principios de los años treinta y salió despavorido de Sevilla, donde había proyectado permanecer seis meses o hasta finalizar la novela que por entonces estaba escribiendo. La capital hispalense le pareció una ciudad ruidosa y maloliente (si bien menos que Cádiz) y prefirió Madrid y las pinturas del Prado, en particular las de Goya; y luego, en Toledo, las del Greco. Lo cuenta en su autobiografía Shame the Devil, cuya primera edición es de 1934. En Sevilla se alojó en un hotelito de la calle O'Donnell, que no es mal nombre de calle para hospedar a un irlandés.
Lorca es el más traducido de los poetas españoles, y andando el tiempo fue llevado al inglés por Michael Hartnett, otro irlandés que vino a España y que compuso parte de su obra en gaélico (a partir de Farewell to English). El título, Gipsy Ballads. De Hartnett escribió Seamus Heaney que era "el Lorca de Limerick".
Al gaélico ha sido traducido por Máire Mhac an tSaoi, cuya versión de "La casada infiel" ("An bhean mhídílis") ha inspirado a Nuala Ní Dhomhnaill un poema homónimo.
E irlandés ha tenido que ser el autor de la mayor biografía de Lorca: Ian Gibson.





4 comentarios:

Sara dijo...

Lorca, O'Flaherty, Hartnett, Heaney, Ní Dhomhnaill, Gibson... Una entrada muy bien cosida, Antonio. Voy a echarle el ojo a esa colección de cuentos de O'Flaherty; lo que cuentas del relato 'La Estafeta' me ha dado mucha curiosidad!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Cáspita, estoy sorprendido de todo esto. Me has abierto un nuevo panorama.

Anónimo dijo...

Estoy descubriendo tu maravillosa traducción muy lejos de Inishmore. Brillante. Gracias

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias a ti, anónimo. Y, ya de paso, saludos a Sara y Jesús, aunque sea dos años después. Hoy llueve en Sevilla, como en muchos de esos relatos. Y, claro, me siento como en Irlanda.