viernes, 2 de agosto de 2013

Las columnas



Hoy se publica en la edición sevillana de El Mundo la última columna que publico este curso. También, aprobado o suspenso, el columnista se va de vacaciones como el resto de compañeros de su clase. Volverá a aparecer "Cosas veredes" en las mismas páginas el viernes 6 de septiembre. Se cierra así el bucle de un año desde que en el septiembre de 2012 comenzaba este encuentro semanal con -no nos engañemos en cuanto al alcance del poder de convocatoria que uno tenga- unos puñados de lectores. Lo que he intentado quizá haya sido esto que, como un programa a posteriori, leo ahora en un artículo que firma el editor Malcolm Otero Barral en el también número último del curso de la revista Letras Libres: "Este es el compromiso que habría que buscar. El de que no supieras a la primera línea lo que va a decir el columnista y el de que no supieras de antemano lo que vas a leer. Pero también el de que al que escribe no le importara incomodar, cabrear o mojarse. Lo demás es rellenar texto."
Mañana dejaré aquí esa columna y después el blog también quedará en barbecho hasta septiembre.

No hay comentarios: