Lozana luz





Hay un tipo de poesía sevillana que no tiene igual en el conjunto de España ni, me atrevería a decir, de Hispanoamérica. Me refiero a esa poesía que une en fórmula magistral lo mejor del Cernuda elegíaco más sus paisanos metafísicos como Arguijo o Aldana, y Bécquer, sin olvidar a los seguidores que en sucesión hasta hoy incluyen a Rafael Montesinos, Aquilino Duque, Fernando Ortiz, Juan Lamillar, José Julio Cabanillas, Víctor Jiménez, Jesús Cotta o, entre los más jóvenes, Lutgardo García. Junto a lo meditativo íntimo, esta poesía a veces se ensimisma en la ciudad, y no desdeña sus calles y jardines, ni las tradiciones, ni sones como el flamenco. No todos por igual tocan estos palos, pero sí se puede decir que comparten un aire de familia en el que también deja su marca, unánime, el verso bien medido y trabajado.
     José María Jurado García-Posada (sí, sobrino del poeta y crítico fallecido hace unos años) forma parte de ese grupo. Siempre ha ofrecido buenos libros, pero este Herbario de sombras, sexto suyo, acaso sea el mejor. Hay mucho pasado que vuelve aquí; se recobra la presencia de seres queridos que ya no están; se transita por los caminos del rito, siempre tan abonado por la simbología; se transfigura el poeta en el disfrute del arte, sea plástico o musical. Hay homenajes e intimidad familiar y una poderosísima capacidad de transmitir nostalgias, melancolías, rimadas o en los versos blancos de las fenomenales silvas de varia lección. Por ejemplo, en el excelente "Abanico", ese "país de seda" con motivos orientales sobre varillas de Filipinas que le permite escribir estancias como esta:

Abro otra vez el abanico,
el frágil esqueleto de sus flores,
y es como descorrer la vela
de un palacio en ruinas
donde yacen las sombras de otro siglo,
vueltas polvo de oro las violetas del tiempo.

     Se habla en el título del libro de un herbario de sombras, en el que se recogen rosas y pétalos. La poesía tiene este don: devolver la lozanía a lo que atesoran sus palabras. Aquí se ve. Se escucha.

Comentarios

José María JURADO ha dicho que…
Obrigado. Mil gracias por tu lectrua, Antonio.