jueves, 9 de septiembre de 2010

Pangur Bán




O "Pangur el blanco", un gato famoso en la poesía irlandesa. Alfredo J. Ramos se ocupó de él en su estupendo blog hace dos años, y ayer dejaba aquí el enlace a cuenta de "El escriba", poema atribuido a San Columba del que Seamus Heaney acaba de publicar una versión.

Ésta es la traducción que di en Antiguos poemas irlandeses, la antología para la que Carlos Alvar halló un hueco en la ya desaparecida colección Clásicos Medievales de Gredos. A diferencia de la muy sabrosa y anónima que reproduce Alfredo, o la de Marià Manent, la mía, directa, es más pegada al original y no métrica:

EL CLÉRIGO Y SU GATO

El blanco Pangur y yo
ejercemos cada uno nuestro oficio:
él pone atención en cazar,
yo pongo atención en mi arte.

Yo prefiero, antes que la fama,
ponerme aplicado a mi libro;
el blanco Pangur no me envidia,
prefiere su juego de niños.

Cuando -siempre la misma historia-
estamos solos en casa,
tenemos en qué ocupar nuestro ingenio,
cada uno en un juego interminable.

A menudo, tras reñidos combates,
un ratón cae entre sus redes;
por lo que a mí respecta, cae en mi red
una difícil ley de intrincado sentido.

Él dirige sus claros ojos, perfectos,
a los muros de alrededor;
yo dirijo a la honda sabiduría
mis límpidos ojos cansados.

Se alegra, con ágil movimiento,
cuando un ratón se prende de su zarpa;
si entiendo algo difícil que me gusta,
también yo mucho me alegro.

Aunque estemos así siempre,
ninguno estorba al otro:
gusta a cada uno su oficio,
disfrutamos uno y otro con ellos.

Él es el solo señor
del trabajo que hace cada día;
a comprender bien lo que es difícil
dedico yo mi trabajo.


El poema se conserva en un manuscrito del Monasterio de san Pablo, en Carintia. Fue por lo tanto obra de uno de aquellos scotti peregrinantes que recorrieron el continente europeo en siglos como el VIII o el IX. Robin Flower, que lo tradujo, dejó hermosas páginas sobre los gatos hibérnicos en su The Irish Tradition. Existe una grabación de su lectura por Maeve Binchy en el muy recomendable libro con cedés Voices and Poetry of Ireland (HarperCollins)

4 comentarios:

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio: aunque haya pasado algún tiempo (en realidad sólo un año), es muy grato volverse a encontrar con esta encantadora pareja, cada uno entregado con igual aplicación a su oficio. Procuraré seguir las interesantes pistas que dejas, que vienen a confirmar el gran peso del poema en la tradición. Un abrazo.

mariado dijo...

Ayyyyy...este poema me encanta!De hecho siempre le he tenido un cariño especial. La primera vez que visité la exposición del Book of Kells en el Trinity, daban un pequeño folleto explicativo en el que aparecía este poema, también con una traducción exquisita. Por otra parte, hace unos años, hice una expo de fotografía sobre Irlanda y añadí una copia gigante de este poema con un fondo de detalles sacados del Libro de Kells.
Joooo, muchas gracias Antonio, me has traído a la mente un montón de recuerdos agradables!!
Un abrazote!!

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio, por complacer las "peticiones del oyente" y por las nuevas pistas. Es un placer volver a visitar, después de un año (no dos) a esta singular pareja tan bien retratada. Ya se ve que es un verdadero clásico de la literatura irlandesa. La metáfora que desarrolla es muy sugerente (y real como no siempre suele serlo la vida misma). Un abrazo

[Juraría que había dejado un comentario anoche, pero debe de haberse evaporado entre las sombras del scriptorium...]

Anónimo dijo...

Gracias por compartir todo esta información.
Me encanta el poema de Pangur Ban.
No sabía que se había escrito en Carintia.